Ir al contenido principal

El Obispo Williamson arremete contra el covidianismo de la HSSPX

Reproducimos a continuación el Eleison DCCLX del Obispo Richard Williamson del 05 de febrero de 2022:

LIDERAZGO ERRÓNEO

Superior General, olvide las distracciones, vaya a las raíces: Qué ES la «vacuna» y cuáles son sus FRUTOS

En la Conferencia de Angelus Press para la Tradición Católica celebrada en los Estados Unidos el 11 de diciembre de 2021, el Superior General de la Fraternidad San Pío X (SG para abreviar) se pronunció oficialmente sobre dos cuestiones diferentes del Covid, ambas controvertidas pero de hecho bastante distintas. En primer lugar, en un breve discurso, dio tres argumentos para justificar por qué la Fraternidad no toma una posición pública a favor o en contra de las llamadas «vacunas» Covid. Y en segundo lugar, en el turno de preguntas, dio tres comparaciones para ayudar a explicar por qué la Fraternidad dice a los católicos que pueden aceptar ser inoculados con estas «vacunas». Tanto sus argumentos como sus comparaciones merecen ser examinados, pero nótese que el SG ha sido citado más de una vez de manera favorable en estos «Comentarios». El problema no es en absoluto personal. Véase en Internet: https://youtu.be/OYuqVdzr6Ew

Su primer argumento para que la Fraternidad se mantenga al margen de toda la controversia sobre el Covid es que se trata de una cuestión médica que no entra dentro de la misión religiosa de la Fraternidad. Y este argumento, según él, es la principal razón para que la Fraternidad no se comprometa oficialmente en un sentido u otro. Sin embargo, ¿acaso la abolición de Dios, de Cristo y de la Iglesia Católica no es una cuestión religiosa? El equipo de investigación objetiva del abogado alemán Reiner Fuellmich ha entrevistado a cientos de médicos y políticos desde que el Covid irrumpió en la escena mundial en marzo de 2020, y su grave conclusión es que la embestida del Covid es «el mayor crimen jamás cometido contra la humanidad en su conjunto». Fuellmich está convencido de que el pinchazo o la «vacuna» no se inventó para el virus Covid, sino que el virus se inventó para imponer el pinchazo, ya sea para despoblar, es decir, matar, a millones de seres humanos, o para cambiar su genoma de tal manera que los convierta en esclavos más dóciles de la élite superviviente. Por eso mucha gente hace la misma acusación: que el Covid es un fraude, con apariencia médica, pero en realidad totalmente político, parte de un fraude masivo e increíblemente perverso para tomar el poder sobre el mundo entero.

Objeción: los sacerdotes deberían apartarse, porque ¿quién puede saber con seguridad si personas como Fuellmich no son simplemente «teóricos de la conspiración»? Respuesta: Si el Covid no fuera un fraude, ¿necesitaría tal cúmulo de mentiras cambiantes para promoverlo y protegerlo? ¿Es una mente honesta realmente incapaz de descubrir la verdad objetiva?

El SG incluso admite en su segundo argumento que la Conspiración Globalista para reemplazar la Iglesia Católica y el orden natural de Dios con otra autoridad universal hecha por el hombre, comenzó hace 300 años, con la Masonería. Ahora bien, la Iglesia conoce desde hace tiempo todo sobre la Masonería, dice, por lo que no hay que preocuparse por el Covid. Sin embargo, si el Covid está siendo vinculado a través de los globalistas a la judeo-masonería, el principal enemigo organizado de la Iglesia, como los Papas han reconocido desde la década de 1730, ¿entonces podemos sentarnos y relajarnos? ¿No debería el Covid preocupar aun más a los sacerdotes, y no menos? ¿O también la FSSPX ha sido infiltrada por la masonería? Hacer la pregunta es temer la respuesta, cuando su SG argumenta de tal manera.

Su tercer argumento, el de la alianza anti-«vacuna», es igualmente retorcido. Dice que la FSSPX no puede permitirse unirse a la alianza anti-«vacuna» porque incluye a izquierdistas que se oponen a la «vacuna» en nombre de la dignidad humana y los derechos humanos, al igual que los abortistas afirman que el aborto forma parte de la dignidad humana y es un derecho humano. Sin embargo, no hay comparación entre estos dos «derechos humanos». El derecho de cualquier hombre o mujer a rechazar cualquier cosa que entre en su cuerpo y que no desee, es un verdadero derecho humano sobre el propio cuerpo. El aborto no es un derecho humano en absoluto, ni siquiera de la madre, porque el feto nunca es parte de su propio cuerpo que le pertenece; porque desde el momento de la concepción es una sustancia distinta de la de la madre, por el tipo de sangre, la huella digital y la composición genética. Por lo tanto, cualquiera, de izquierdas o de derechas, que afirme que ambos derechos son comparables, está diciendo tonterías y para oponerse a la «vacuna» la FSSPX no debe temer ser asociada con ellos. El oficio de un SG es hablar con sentido católico, no preocuparse demasiado por las multitudes que dicen tonterías.

Kyrie eleison

Entradas populares de este blog

El covidianismo se impone en la HSSPX

El pasado cinco de enero, el canal de Youtube SSPX News publicaba un vídeo en el que el superior de la Hermandad Sacerdotal de San Pío X, don Davide Pagliarani, daba su parecer con respecto a la  Plandemia  y tomaba una posición sobre la legitimidad de la vacunación contra el Covid-19. La postura adoptada por el superior de la Hermandad ha causado (y continúa provocándolo) un gran revuelo en Internet, mostrando las grandes discrepancias que mantienen muchos de los fieles de la HSSPX con un punto de vista que, de un tiempo a esta parte, se ha ido consolidando como la opinión general de toda la Sociedad Sacerdotal.  Desde que muchos de los prioratos comenzaran a difundir las opiniones vertidas por el sacerdote de tendencia liberal don Arnaud Sélégny ─donde legitimaba como moralmente aceptables las vacunas contra el Covid-19 calificando sus medios de obtención (utilización de líneas celulares de abortos provocados) como «pecados remotos»─, este parecer ha ido paulatinamente imponiéndose

¿Puede asistirse «una cum» desde la Tesis de Cassiciacum?

La Tesis de Cassiciacum, expuesta por el Padre Guérard des Lauriers, a diferencia de las otras dos modalidades de sedevacantismo (el totalista y el conclavista), no considera que la ruptura estructural en la Iglesia con el Vaticano II haya sido absoluta. Canónicamente, y esto es cierto, hay una continuidad legal entre Pío XII y Juan XXIII, es decir, no existió un quiebre estructural de la Iglesia ni se fundó o separó una nueva «iglesia» o secta, herética y/o cismática, como sí sucedió con Lutero o Enrique VIII. Desde un punto de vista legal, los herejes del Vaticano II retienen las archidiócesis, diócesis, metrópolis, parroquias etcétera, bajo la titularidad aparente de la Iglesia Católica. Si Juan XXIII y sus sucesores –muy especialmente a partir de Pablo VI, ya que, desde la clausura solemne del Vaticano II en 1965, existe una intención objetiva permanente por él y sus sucesores de vincular a los fieles con la herejía– no gozan de autoridad para gobernar la Iglesia y enseñar a los fi

Consideraciones morales sobre playas y piscinas

El baño al aire libre en playas y piscinas es higiénico y saludable, puede ser un honesto modo de solaz recreación, en sí no es malo y por tanto lícito. Sin embargo, con pretexto de la higiene, salud o descanso se cometen hoy los más graves escándalos (1).  No se trata de cohibir la natural, lícita, sana expansión y uso de los bienes que Dios ha otorgado al hombre para su conveniente higiene y recreo del cuerpo y del espíritu, pero de ningún modo está permitido y es pecado grave el que, aprovechando tales ocasiones, se abandonen las costumbres honestas y se consienta el desenfreno de los vicios, se dé lugar al desnudismo sin pudor, se perviertan las almas por el escándalo... Algunas veces, el respeto humano, otras, un desviado concepto de la higiene o de la elegancia, muchas, la sensualidad y la concupiscencia son causa de graves equívocos, errores acerca de lo que es permitido y de lo que es prohibido en este tema, con gravísima ruina para las almas. Conviene pues, señalar los princip