Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de marzo, 2022

Fuera de la Iglesia Católica no hay salvación

Una de las herejías más expresas del conciliábulo Vaticano II es la constante afirmación de que las falsas religiones son buenas e incluso salvíficas y santificadoras, o que los herejes cismáticos orientales y los herejes protestantes que pertinazmente rechazan la Fe Católica, pueden encontrarse en el camino de salvación. Según el conciliábulo, la Iglesia de Cristo no sería sólo la Iglesia Católica, sino que abarcaría un concepto más amplio en el que se encuentra casi cualquier secta protestante. Básicamente se niega la identificación total entre la Iglesia fundada por Cristo y la Iglesia Católica (incluyéndose al protestantismo como parte de la Iglesia de Cristo), y el hecho de que sólo por la Iglesia Católica puede el hombre salvarse. Los herejes que redactaron los textos, emplearon a menudo –deliberada y maliciosamente– expresiones muy ambiguas rodeadas de buenismo en las que cabe casi cualquier interpretación, pero en ocasiones les es inevitable, para hacer su Revolución, incurr

La verdadera Oración a San Miguel Arcángel del Papa León XIII

El 25 de septiembre de 1888, después de su Misa de la mañana, el Papa León XIII sufrió un desmayo. Los asistentes pensaron que estaba muerto. Después de recuperar la conciencia, el Papa describió una espantosa conversación que él escuchó que procedía cerca del tabernáculo. La conversación se componía de dos voces; voces que el Pontífice claramente identificó que eran las de Jesucristo y del diablo. El diablo se jactaba de que podía destruir la Iglesia, si se le concedían 75 años para llevar a cabo su plan ━o 100 años según otros informes━. El diablo también pidió permiso para tener  « una mayor influencia sobre aquellos que se entregarán a mi servicio » . A las peticiones del diablo, el Señor le respondió:  « se te dará el tiempo y el poder » . Profundamente impactado por lo que había oído, el Papa León XIII, compuso la siguiente Oración a San Miguel ━que, como veremos a continuación, se trata en realidad de una profecía━ y ordenó que se recitara después de las Misas ordinarias como me